Spread the love

Anoche durante el recorrido por la calzada para apreciar los stands en el primer festival gastronómico, pude apreciar entre la oscuridad el letrero, mañana Domingo Mechado, en la albarrada de la casa Maya de la calzada.

Hoy Domingo visitamos dicho lugar para llevarnos nuestra respectiva orden de mechado, hecho a la leña.

Pudimos platicar con doña Maria Epifania, quien habita en dicha casa, y que nos manifestó que ya va para un año de que se le quemó su casa por segunda ocasión.

Nos comenta que cuando se quemó, le preguntaron que si no iba a llorar, a lo que ella respondió, que no; que ella es pobre y está acostumbrada a trabajar, mientras no le pase nada a sus manos, yo seguiré trabajando, para salir adelante, menciona.

Actualmente vende ropa bordada a mano y a máquina, entre blusas artesanales, huipiles y otros accesorios.

Dice que tienen miedo, de que su casa se vuelva a quemar,ya que como ella reconoce, fácilmente agarra fuego, es por eso que todos los días a las 10 de la noche, empacan todo entre ellas 3, ya nadie es floja en su casa, así lo afirma, y si nos volviera a pasar sería por flojas.

Entre tanto negocio extranjero que ha llegado a nuestra ciudad y específicamente en su calle, destaca su negocio, por ser verdaderamente local y artesanal clásico, ella no posee aparadores de lujo, ni luces que hagan resaltar su mercancía, mucho menos tienen muebles rústicos como le gustan a los extranjeros, caminar por esa calle te hace sentir que no estas en Valladolid, mas al llegar hasta este punto te regresa a nuestras raíces.

Todos los Domingos realiza venta de comida, como Relleno negro, mechado entre otras comidas de la región y creame que tiene el sazón y sabor de nuestra ciudad.

Apoyemos lo regional y nuestros artesanos, los inversionistas podrán darle un mayor desarrollo a la ciudad, pero sus inversiones muy pocas veces se reinvierten aquí y es muy mínimo el personal que ocupan.

EnglishFrenchItalianSpanish